Yell Publicidad

De Wiki - nmn900 - No más números 900
Saltar a: navegación, buscar

Yell Publicidad (Páginas Amarillas)

902 202 202 = 911 186 915 (Pitidos contínuos como que no existe el número - 26/10/2012)

Centralita: 913 396 000

Atención al cliente de 11888: 900 211 888 (servicio exlusivo para reclamaciones o para promociones, no te dan números)

Información Telefónica

Información Nacional: 11888

Información Internacional: 11886

Nota: Periódicamente llega por mail (o alguien lo vuelve a publicar en algún blog) un HOAX difundiendo que el 11888 es de Telefónica (ahora Movistar) y que es muy caro (aunque ponen un precio erróneo de la llamada) y dan como alternativa "mejor" el 11818 que sí es gestionado por Telefónica.

El 11818 es el servicio que sustituía al 1003 gratuito de Telefónica antes de la liberalización del sector. Entonces cada empresa dio de alta un teléfono propio de información 118XX. El de Telefónica es el 11822, junto con el 11825 de llamadas internacionales.

Páginas Amarillas antes sí era una compañía perteneciente a Telefónica, pero hace años que se separaron y después, fue adquirida por Yell, que es una empresa propietaria de los directorios telefónicos (típicas "páginas amarillas") de otros países. Y por eso tiene sus dos números propios de información nacional (11888) e internacional (11886).

Otra confusión existente es respecto de la impresión de los listines de teléfonos. Cuando Páginas Amarillas era de Telefónica, todo estaba claro. Pero al separarse, la CMT (Comisión del Mercado de Telecomunicaciones) le adjudicó ese servicio a Páginas Amarillas. ¿Por qué? Porque las "páginas amarillas" son un directorio de empresas, y Páginas Amarillas es la empresa que tiene una base de datos más antigua y más completa, además de conocida. Otras empresas publican sus propios directorios (como QDQ así como otras pequeñas empresas que editan directorios de empresas locales o internacionales).

Dado que eran los que publicaban el directorio más importante de empresas, les adjudicaron el de particulares, es decir, el de las Páginas Blancas. Las empresas de telefonía que proveen de línea a los abonados, facilitan los teléfonos y datos de los titulares a la CMT para un directorio común (salvo que el abonado no quiera salir en esos directorios de "particulares). Páginas Amarillas publica el listín impreso pero cualquier empresa privada puede adquirirlo y facilitarlo a través de internet, en soporte digital, o gestionarlo como le parezca conveniente.

Esa adjudicación por un lado favorece a la compañía (puesto que es como si se externalizara un servicio público) pero a la vez es una carga que no todas pueden y quieren asumir. Por este motivo, la teoría es que cuando finalice el actual contrato vigente de ese servicio público, puede que se lo renueven a Páginas Amarillas, pero también es posible que no.

Por otro lado, la tendencia respecto de los abonados visibles en el listín de "páginas blancas" es a reducirse por varias razones: - Cada vez hay más abonados de telefonía móvil y los precios son más competitivos. ¿Para qué tener varias líneas de teléfono (con su cuota correspondiente) si al final usas siempre el móvil? ¿Para qué tener internet en casa si cada vez hay mejores tarifas de internet móvil que además, te puedes llevar donde quieras? Es decir, el teléfono en casa se va haciendo menos necesario. - Antes cuando te dabas de alta el teléfono fijo salías en el listín automáticamente y tenías que pedir a tu compañía que te quitara. Ahora es al revés, al darte de alta, si quieres salir, tienes que pedirlo, así que de las personas que contratan una nueva línea, cada vez menos lo piden (por privacidad). Y de los abonados que llevan más de 10 años con teléfono, cada vez son más los que piden dejar de salir en el listín. - Cada vez son más las empresas que compran datos personales para hacer telemarketing. Y tener el teléfono en el listín es molesto porque te conviertes en objetivo para esas llamadas, la mayoría no deseadas. Si no quieres que te molesten, tienes que pedir no salir. Y cada vez son más personas las que no quieren ser molestadas cuando están en casa. - Somos más conscientes de que los datos personales son datos "sensibles" y no nos interesa que cualquiera, a partir de los datos de nombre y apellidos del titular (a veces sólo con el nombre y la localidad es suficiente) sepan no sólo tu teléfono sino también tu dirección. Así que por resguardar la privacidad, también quitamos el teléfono del listín. No sólo frente a posibles ladrones o estafadores, sino también frente a empresas legales que llegan a ser muy molestas cuando intentan captar nuevos clientes. - Antes no manejábamos teléfonos móviles capaces de almacenar cientos de teléfonos de personas conocidas y desconocidas y de empresas. El que más, tenía una agenda en la que apuntaba los teléfonos a mano, o si no, en el ordenador. Ahora esto es mucho más cómodo, así que salir en el listín no es necesario para que tus amigos te encuentren. Les das tu teléfono y se lo apuntan, no hace falta que te busquen.

En otros países, por ejemplo, EEUU, en las páginas blancas no sólo aparece la persona titular del teléfono fijo de esa casa. Salen informaciones adicionales, como las personas que comparten la casa, los rangos de edad... y otras informaciones que quieran hacer públicas (su mail, profesión, etc). Si buscas a un abonado en España, salvo que sepas cómo se llama el titular de la línea, no puedes encontrar el teléfono, porque no sale a nombre del resto de miembros de la casa. Antes era normal, porque todo estaba a nombre del padre de familia, pero ahora ya no es así. El teléfono puede estar a nombre del hijo adolescente, porque es el que gestiona el ADSL de la casa.

Pero aquí, si buscas a una persona que no quiere salir en el listín, no sabes si no sale porque lo estás buscando con el nombre incorrecto, o porque no quiere salir. Allí, si alguien no quiere salir, te pone el nombre y apellidos y expresamente el teléfono sale oculto.

¿Por qué explico todo esto y aquí? Para que los posibles navegantes que accedan a esta página estén informados de las tendencias "telefónicas" y no se sorprendan de que aunque cada vez seamos más humanos y tengamos más números de teléfono (yo tengo 3 líneas por ejemplo), los listines de páginas blancas van a seguir menguando y es posible que lleguen a desaparecer. Y que el que quiera que le encuentren, tenga que publicitarse expresamente por internet